Súplica importante para los enfermos

Bismillaahi ar-Rahmaani ar-Rahim

El imām Muslim (V) narró en su Sahīh (nº 2202) que ‘Uthmān ibn Abī al-‘Ās (I) fue al Mensajero de Allāh (H) y se quejó ante él de un dolor que sentía en su cuerpo desde que se convirtió al Islam, entonces el Profeta le dijo:

«Pon tu mano sobre la parte del cuerpo que te duele y di tres veces “Bismil-Lah [بِاسْمِ اللَّهِ, en el Nombre de Allāh]”, luego di siete veces:

أَعُوذُ بِاللَّهِ وَقُدْرَتِهِ مِنْ شَرِّ مَا أَجِدُ وَأُحَاذِرُ

A’ūdhu bil-Lāhi wa qudratihi min sharrī mā ajidu wa uhādhiru


Me refugio en Allāh y en Su poder del mal que sufro y que me preocupa».


At-Tirmidhī (V) añadió en su versión de este hadīth (nº 2080):

«Luego [‘Uthmān ibn Abīl-‘Ās (I)] dijo: “Hice eso, y Allāh quitó de mí el dolor que sufría, entonces siempre aconsejaba a mi familia y a los demás que hicieran lo mismo”».

El imām Muhammad ibn Sālih al-‘Uthaymīn (V) comenta en su explicación de Riyād as-Salihīn (3/54):

«Si uno pronuncia esto estando convencido de esto, confiando en esto y creyendo que esto le será benéfico, el dolor será paliado con el permiso de Allāh (E). Y esto es más eficaz que el medicamento convencional, porque aquí buscas la ayuda de Quien posee los Cielos y la Tierra, Aquel que hizo descender esta enfermedad es Quien podrá curarte de ella».

Traducido por: Ibrāhīm Bou

Lea también...

El matrimonio interracial en el Islām