Sé firme sobre la verdad, siempre

Bismillaahi ar-Rahmaani ar-Rahim

Imām Muhammad ibn Sālih al-‘Uthaiymīn:

Sé firme y no cambies ante los múltiples ataques en tu contra, y el descrédito a tus palabras. Mientras estés sobre la verdad, sé firme, ya que la verdad no puede ser sacudida.

Luego, defiéndete, aunque estés en situación de debilidad, lo mínimo que puedes hacer es defenderte. No obstante, si estás en una posición de fuerza, entonces te toca a ti atacar, y los tiempos cambian. Pero lo más importante, cuando estás en una situación de debilidad, es que te mantengas firme.

No digas: «toda la gente se ha opuesto a mí». Sino que sé firme, Allāh auxilia a Su Religión, a Su Libro y a Su Mensajero en cualquier momento, aunque los perjuicios sean inevitables.

Fijaos en el Imām Ahmad: fue arrastrado por una mula en los mercados, se le dio latigazos y fue encarcelado, pero siguió firme. Fijaos en Shaykh ul-Islām Ibn Taymiyyah: lo ponían en un carro que daba la vuelta a todo el mercado, fue encarcelado, y a pesar de todo eso siguió firme.

No es posible que la Tierra sea cubierta de flores y rosas para un hombre que sigue la Sunnah, en ningún caso. Y quien desee esto, ciertamente está deseando algo imposible…

Autor: Muhammad ibn Sālih al-‘Uthaiymīn
Fuente: Explicación de an-Nouniyah; vol. 3, pág. 270
Traducido por: Ibrāhīm Bou

Lea también...

Los méritos de ‘Abdullāh ibn Mubārak