Recitar el Corán con aliento a tabaco es despreciable

Bismillaahi ar-Rahmaani ar-RahimUna advertencia del Shaykh ‘Abdur-Razzāq Al-Badr

Lo siguiente es una traducción resumida.

Shaykh ‘Abdur-Razzāq Al-Badr:

Ha sido narrado por ‘Alī Ibn Abī Tālib (que Allāh esté complacido de él) que dijo:

«Vuestras bocas son los caminos del Corán, así que purificadlas con el Miswāk».

Vuestras bocas son los caminos del Corán. Cuando vayáis a rezar y recitéis Al-Fātiha

{En el Nombre de Allāh, el Más Benévolo, el Más Misericordioso. Todas las alabanzas y agradecimientos son para Allāh, el Señor de todo lo que existe}

¡Esta es la mejor y la más noble de todas las palabras! Esta es la más grande Sūrah en el Corán. Por tanto, ¡¿cómo puedes sentirte bien…?!, ¡¿cómo puedes sentirte bien recitando estas inmensas palabras con la boca sucia con el humo del tabaco?! Si supiéramos el significado y la importancia del Corán y la Sūrah Al-Fātiha, no lo recitaríamos en este estado. Pero debido al débil significado que nosotros damos a [la SūrahAl-Fātiha y al Corán, una persona vendrá con su boca apestando al sucio hedor del humo del tabaco y dirá: «En el Nombre de Allāh, el Más Benévolo, el Más Misericordioso. Todas las alabanzas y agradecimientos son para Allāh, el Señor de todo lo que existe». Así, el sonido del Corán saldrá de su boca al igual que el olor del humo del tabaco. Y en Allāh buscamos refugio. El Corán saldrá de su boca a la vez que el olor del humo. Es obligatorio tener Taqwā de Allāh.

Es obligatorio para el fumador dejar de fumar. Y si es demasiado débil para hacerlo, que al menos respete la oración, y respete al Corán, y respete las mezquitas, y respete a todo aquel que esté rezando. Que no ahuyente ni se haga daño a sí mismo, ni se lo haga a quienes están rezando o [ahuyente] a los Ángeles debido al olor del tabaco. Pedimos a Allāh que nos reforme a todos nosotros y nos guíe hacia el camino recto.

Autor: Shaykh ‘Abdur-Razzāq Al-Badr
Traducción: Nūr ud-Dīn Al-Isbānī

Lea también...

Quien no tiene no tendrá [poema]