Quien diga «Lā ilāha illā Allāh» irá al Paraíso

Abū Ḏarr narró:

Fui a ver al Profeta ﷺ pero estaba durmiendo vestido de blanco. Volví a él ﷺ cuando despertó, y dijo:

«Todo siervo que diga “Lā ilāha illā Allāh (ninguna divinidad tiene el derecho de ser adorado excepto Allāh)” y luego muera estando sobre ello, entrará al Paraíso».

Dije yo: «¿Aunque haya fornicado y robado?».

El Profeta ﷺ respondió: «Aunque haya fornicado y robado».

Volví a preguntar: «¿Aunque haya fornicado y robado?».

Él ﷺ contestó: «Aunque haya fornicado y robado».

Nuevamente pregunté: «¿Aunque haya fornicado y robado?».

Él ﷺ me replicó tres veces: «Aunque haya fornicado y robado». Y a la cuarta añadió: «Pese a Abū Ḏarr».

Entonces me fui, repitiendo en mis adentros: «Pese a Abū Ḏarr».[1]

El imām ʾAbdur-Raḥmān ibn Ḥasan Ališ-Šaiḫ:

«El que testifica que nadie tiene el derecho de ser adorado excepto Allāh es aquel que pronuncia estas palabras conociendo su significado y actuando en consecuencia tanto en su interior como en los actos aparentes. Por lo tanto, los dos testimonios de Fe (nadie debe ser adorado excepto Allāh y Muḥammad es Su mensajero) se basan en el conocimiento, la certeza y obrar según ello, como dijo Allāh:

{Sabe que no hay dios sino Allāh}[2]

Y también dijo:

{Sólo quienes atestiguan la verdad y tienen conocimiento}»[3]


Referencias:
[1] Buḫārī, no. 5827
[2] Corán, 47:19
[3] Corán, 43:86
Traducido por: Ibrāhīm Bou

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.