Al-Ḥasan ibn Sufyān narró que Hudbah ibn Ḫālid al-Qaiṣī relató que Ḥammād ibn Salamah les contó a través de Ṯābit, de Anas ibn Mālik que dijo:

El Mensajero de Allāh —que la paz y las bendiciones de Allāh sean con él— dijo:

«Dos hombres serán sacados del Infierno, serán llevados ante Allāh, y entonces ordenará que sean reintroducidos en él. Entonces uno de ellos mirará hacia atrás y dirá: “¡Oh Señor, esto no era lo que esperaba!”. Allāh dirá: “¿Y cuál era tu esperanza?”. Dirá: “Mi esperanza era que cuando me sacases del Fuego no me devolvieras a él”. Entonces Allāh tendrá misericordia de él y lo admitirá en el Paraíso».

Fuente: Relatado en Ṣaḥīḥ Ibn Ḥibbān, no. 631
Traducido por: Nūr ud-Dīn al-Isbānī