[vc_row][vc_column][vc_column_text]Bismillaahi ar-Rahmaani ar-Rahim

El shaykh Muqbil ibn Hādī declara:

«Así que no está permitido al musulmán, en ningún caso y en ninguna circunstancia, entregar a su hija en matrimonio a alguien que no reza. Tampoco debe darla en matrimonio a alguien que vende alcohol, o que es un perverso pecador, pues el Mensajero de Allāh (H) dijo:

«Cada uno de vosotros es pastor [responsable] y cada uno será preguntado por su rebaño [las personas que están bajo su tutela]».


Si él la ofrece en matrimonio a un hombre justo que se adhiere al Libro y a la Sunnah, éste último, si la ama la honrará y la tratará bien, y si no la ama, la divorciará sin causarle perjuicios».

[/vc_column_text][TS_VCSC_Info_Notice panel_layout=»notice» panel_type=»warning» icon_replace=»true» font_title_family=»Default:regular» font_content_family=»Default:regular» el_file1=»» el_file2=»»]Fuente: Ijabāt as-Sā’il an Aham al-Masā’il, pág. 592-593, fatwā nº 350
Traducido por: Ibrāhīm Bou[/TS_VCSC_Info_Notice][/vc_column][/vc_row]