[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Bismi-llāhi ar-Rahmāni ar-Rahīm

«¡Oh mis hermanos! El Jihād debe ser efectuado bajo un estandarte de un imām, de lo contrario solo es una guerrilla.
Es obligatorio que haya un imām que dirija el ejército islámico, es por esto que ves el estado de quienes efectúan el Jihād sin imām, no mejoran nada y hasta acaban siendo aniquilados. Y si la victoria les es destinada, luego se producen conflictos entre ellos.
Sea lo que sea, pedimos a Allāh que nos ayude a efectuar el Jihād contra nosotros mismos, ya que, actualmente, tenemos una gran necesidad del Jihād contra el ego. Los corazones están enfermos y discordantes, los miembros son negligentes [a la hora de adorar a Allāh]. Antes que todo necesitamos un Jihād [contra nuestros egos]».

[/vc_column_text][TS_VCSC_Info_Notice panel_layout=»notice» panel_type=»warning» icon_replace=»true» font_title_family=»Default:regular» font_content_family=»Default:regular»]

Autor: Muhammad ibn Sālih al-‘Uthaymīn
Fuente: Liqā’ Bab al-Maftūh, no. 212. Ver también Majmū’ al-Fatāwā, 25/316-317
Traducción: Ibrāhīm Bou

[/TS_VCSC_Info_Notice][/vc_column][/vc_row]