Modales en pedir permiso al entrar en una casa

Bismillaahi ar-Rahmaani ar-Rahim

Abū Sa’īd al-Khudrī relató:

Mientras estaba en una reunión de los Ansār, Abū Mūsā llegó como si estuviera asustado, y dijo: “le pedí permiso tres veces a ‘Umar para entrar y no me lo dio, así que volví”. [Cuando ‘Umar lo supo] le dijo a Abū Mūsā: “¿Por qué no ha entrado?” Abū Mūsā dijo: “Pedí permiso para entrar tres veces y no me fue dado el permiso, así que volví, porque el Mensajero de Allāh ﷺ dijo:

«Cuando uno de vosotros pide permiso tres veces para entrar y no lo obtiene, debe volver».


Él [‘Umar] dijo: “Por Allāh, traerás testigos de ello”. [Abū Mūsā fue a la reunión de los Ansār] y dijo: “¿Hay alguien aquí que [lo] haya escuchado del Profeta ﷺ?”. ‘Ubāyd ibn Ka’b dijo: “Por Allāh solo el más joven irá contigo”. Yo era el más joven de ahí y fui con él e informé a ‘Umar que el Profeta ﷺ había dicho eso. [1]

Imām ‘Abdul-‘Azīz ibn Bāz –rahimahullāh– dijo:

«Esto, [es decir, el que ‘Umar pidiera un testigo] fue por el propósito de la verificación [del hadīth, ya que está [relacionado] con la legislación [de los actos de culto, etc.]. [Y en relación con el testimonio de quien era el más joven de los Sahāba], entonces esto es porque es una Sunnah bien conocida de modo que era conocida [hasta] por los jóvenes. [2]

Notas:

[1] Sahīh Al-Bukhārī, vol. 8 hadīth 6245.

[2] Para más información, consultar: Al-Hulalul Ibrīzīya min At-Ta’liqāt Al-Bāzīya ‘alā Sahīh Al-Bukhārī, pág. 185, vol. 4.

Traducción: Nūr ud-Dīn al-Isbānī

Lea también...

Quien no tiene no tendrá [poema]