[vc_row][vc_column][vc_column_text]Bismillaahi ar-Rahmaani ar-Rahim

Pregunta:

Una de las hermanas pregunta: “Si mi marido no acude a la oración congregacional en la mezquita con los musulmanes, ¿puedo pedirle el divorcio y separarme de él?”

Respuesta:

Sí. Si él es persistente en no rezar en congregación, entonces tras haberle aconsejado e instarle a hacerlo, entonces está en su derecho de pedirle el divorcio. Esto es debido a que la oración en congregación es obligatoria, rezar en congregación es obligatorio. Las mezquitas son construidas para este propósito, y el Adhān ha sido legislado para este propósito, y los imames residentes y quienes llaman a la oración están puesto en su lugar para ese propósito. La oración congregacional es un asunto enorme. Aparece en el Hadīth:

مَنْ سَمِعَ الذِّداءَ فلَمْ يَأْتِهِ فلاَ صَلاَةَ لَهُ إِلاَّ مِنْ عُذْرٍ

«Aquel que oiga la llamada a la oración y no acude, no tiene oración, excepto aquellos que tienen una excusa»[1]

[/vc_column_text][TS_VCSC_Info_Notice panel_layout=»notice» panel_type=»success» icon_replace=»true» font_title_family=»Default:regular» font_content_family=»Default:regular» el_file1=»» el_file2=»»]Notas:

[1] Sunan Ibn Mājah, 793

Autor: Shaykh Sālih al-Fawzān
Traducción: Nūr ud-Dīn al-Isbānī[/TS_VCSC_Info_Notice][vc_column_text]

[/vc_column_text][vc_btn title=»Descargar» shape=»square» color=»success» i_icon_fontawesome=»fa fa-download» link=»url:http%3A%2F%2Fwww.ummah-islamica.com%2Fwp-content%2Fuploads%2F2016%2F02%2Fhusband_does_not_pray_in_Masjid.mp3||target:%20_blank» add_icon=»true»][/vc_column][/vc_row]