Pregunta:

¿Tenemos que mencionar las virtudes de quien estamos advirtiendo en su contra?

Respuesta:

No, no mencionéis sus virtudes. Mencionad solamente el error en el que han caído. Vosotros no estáis encargados de procurarles un elogio. Solo estáis encargados de explicar el error en el que están con el fin de que se arrepientan y que los demás se alejen de ello».


Autor: Salih Ibn Abdullah al-Fawzan
Fuente: Kitaab ul-Ajwibah al-Mufeedah fee al-Jadeedah As’ilatil-Manaahij, pág 13-14.

Traducido por: Ibrahim Bou