¿Los profetas cometieron pecados menores?

basmala3

Pregunta:

¿Los mensajeros cometieron pecados menores?

Respuesta:

Antes de responder directamente a esta pregunta, creo que esta pregunta, como se dice hoy en día, no es un problema, porque este asunto no está relacionado con nuestra metodología o con la corrección de nuestro credo o nuestras acciones, es algo relacionado a los profetas y mensajes anteriores al Profeta [Muhammad ﷺ], por eso que no encuentro que se deba dar importancia a este tipo de preguntas, pero hecha la pregunta, debemos responder a ella mostrando el conocimiento que poseemos sobre esta cuestión.

Creemos que la infalibilidad inequívoca de los mensajeros y de los profetas consiste, en primer lugar, en la infalibilidad de su transmisión de la Da´wah, y en segundo lugar, en la infalibilidad de caer en pecados mayores.

Respecto a caer en pecados menores, los cuales, para no caer en ellos se necesita una perfección absoluta, no hay ningún mal en si un profeta o mensajero cae en ellos. Y esto es para que quede establecido en los corazones de los creyentes que la perfección absoluta es de Allah, el Señor del Universo, el Único, sin asociados. Y en el Corán, hay muchas pruebas que muestran esta realidad, se trate de un profeta o un mensajero, por ejemplo, la historia de Adam (la paz sea con él), cuando Allah le prohibió comer de aquel árbol y el dicho del Señor del Universo:

{Y Adam desobedeció a su Señor y erró}

[Corán 20:121]

Y el dicho, también del noble Corán, sobre nuestro Profeta ﷺ:

{Frunció el ceño y se apartó}

[Corán 80:1]

{Que Allah te perdone, ¿porqué les diste dispensa [antes de que se te hiciese claro]?}

[Corán 9:43]

Todo esto prueba que es posible que un profeta caiga en algún pecado menor que no se corresponde con su profecía, ¿pero por ello quedan manchados? La respuesta es no, porque estas son características humanas. También decimos: ¿Es criticado un profeta o un mensajero por ser vulnerable a lo que la gente en general es vulnerable, como cometer un error involuntario u olvidar? Decimos que no, no hay ningún impedimento en que un profeta o mensajero caiga en ello, ya que tales [errores] no perjudican la transmisión del mensaje que fue enviado a toda la humanidad.

También, su declaración, [la de Muhammad ﷺ] que Allah le dé paz, que fue narrada por los dos shaykhs [Bukhari y Muslim] de Abdullah Ibn Mas’ud, que Allah esté complacido con él, cuando el Profeta ﷺ rezó 5 rak’at en el Duhr, cuando hizo el salam, le dijeron [sus compañeros]: “Has rezado cinco [rak’at]”. Así que rezó la rak´a del sahw [postración del olvido] y luego dijo, la paz sea sobre él:
“No soy más que un humano como vosotros, olvido como vosotros olvidáis, así que si olvido algo recordádmelo”.

Así que no perjudica su estatuto de la Profecía y de ser un mensajero, que [los profetas y los mensajeros] caigan en algo que, para no caer en ello se requiere una perfección absoluta, ya que la perfección absoluta es de Allah, el Poderoso y Majestuoso.

La perfección absoluta requiere que el Profetaﷺ no olvide, pero la sabiduría de Allah quiso que el Profeta ﷺ olvidara, si bien este olvido no afecta a la transmisión del mensaje, ya que no olvida cosas relacionadas con el mensaje, y por eso, nuestro Señor, Enaltecido y Majestuoso, apunta a esta realidad en Su declaración:

{Haremos que recites, y no olvidarás excepto lo que Allah quiera}

[87:6-7]

“Excepto lo que Allah quiera”, como por ejemplo, que olvide una aleya que ya haya sido transmitida a la gente, es decir, que ya transmitió el mensaje y nos hizo llegar el encargo. Es posible que el mensajero de Allahﷺ, después de haber transmitido el mensaje obligatorio, olvide algo de lo que ha transmitido, como ha sido narrado en Sahih Al-Bukhari, el Profeta ﷺ entró en la mezquita un día y escuchó a un hombre recitar el Corán, entonces dijo: “Que Allah tenga misericordia de fulano, me recordó una aleya que había olvidado”.

Entonces, que el Profeta ﷺ haya olvidado esta aleya, no afecta a su transmisión del mensaje, pues ya la había transmitido, por eso aquel hombre pudo recitarla, y cuando [ese hombre] la recitó, el mensajero de Allah ﷺ pudo recordarla. Así que este olvido no le perjudica.

También, algunos mensajeros y profetas cometieron pecados menores que no les perjudican, ya que [esos pecados menores] no alejan a los quienes ellos llaman de su Da´wah, lo cual no sucede con los pecados mayores. Por eso son infalibles ante los pecados mayores y no ante los menores.


Autor: Muhammad Nasirudin Al-Albani
Fuente: Silsila Al-Huda wa Nur nº 188

Traducido por: Ibrahim Bou

Lea también...

Quien no tiene no tendrá [poema]