Los atentados terroristas no son ningún Jihad

basmala3

Pregunta:

Vuestra eminencia [shaykh],  no estáis inatento a los atentados suicidas que tuvieron lugar en Argelia y Marruecos y que causaron la muerte de personas inocentes en nombre del Jihad, ¿cuál es vuestra recomendación ante este sujeto, honorable [shaykh]?

Respuesta:

Yo digo: Lo que ocurrió en Argelia y en Marruecos no es ningún Jihad, es una injusticia, una agresión y un crimen. Quien llame a eso Jihad no es más que un traidor. ¿Qué es el Jihad? El Jihad tiene sus condiciones. Matar inocentes, niños, solteros y funcionarios no es un Jihad, es una maldad y una calamidad.

Lo que ocurrió en Argelia, esa gran explosión que causó la muerte de 33 personas e hirió a más de 200, y lo que ocurrió en Marruecos, esos que se inmolaron a sí mismos, todos esos no son considerados como mujahidin. Más bien los consideramos como corruptores, criminales, personas punibles y lamentables. Y es inconcebible llamar a esto como un Jihad, no nos comprometemos con esta traición invirtiendo la realidad de la situación dándoles la recompensa de los mujahidin. No.

El mujahid es aquel que lleva a cabo el Jihad proclamando la verdad con su lengua y llamando a Allah [y a la religión de Allah], y aquel que pone su persona y sus bienes en el camino de Allah. [Es mujahid] aquel que llama a Allah, que lleva a cabo el Jihad implicando su propia persona en el camino de Allah usando la exhortación y la corrección de los errores, alentando así el despertar de la Ummah sobre la realidad de su situación de un modo sabio y dulce.

Al contrario, matar derrama sangre. Y los atentados con bombas, oh hermanos míos, son considerados como parte de los crímenes. Es esencial que el mundo musulmán perciba estos atentados con bombas como unos actos de personas que actúan según un plan criminal, que no tienen en su corazón temor a Allah y que carecen de Fe.

Quien declare lícita la sangre de los musulmanes es un incrédulo. Quien crea que la sangre de los musulmanes y derramar la sangre de inocentes son lícitos, y que ve todos esto como estando permitido, entonces este ha autorizado lo que Allah prohibió, y esto es incredulidad, que Allah nos preserve de ello.

Así que debemos adoptar una posición clara y justa, de modo que no se absuelva lo que es un crimen y no se atribuya recompensa a estos gestos que no la merecen, pues de lo contrario seríamos unos farsantes, si lo hiciéramos seríamos falsificadores e impostores. No, nosotros decimos más bien que esos son unos mentirosos criminales. Nosotros pedimos a Allah para que refrene su hostilidad y su error.


Autor: Abdul Aziz Ibn Abdullah Ali Shayj
Fuente: www.sahab.net – كلام المفتي في أحداث الجزائر و المغرب الأخيرة
Audio:

Traducción: Ibrahim Bou

Lea también...

Palestina: un bebé de 18 meses quemado vivo

La pobre criatura, el bebé que murió en el ataque, no tenía más que 18 meses, su nombre era Sali Saad Dawabsha.