Las diez formas para expiar los pecados

Bismillaahi ar-Rahmaani ar-Rahim

Si el creyente cae en el pecado, su castigo se puede expiar de diez formas:

  1. Arrepintiéndose y por ello Allāh acepta su arrepentimiento. Aquel que se arrepiente de un pecado es como aquel que no ha pecado.
  2. Pidiendo el perdón y por ello será perdonado.
  3. Realizar actos de rectitud que borrarán sus pecados, porque en verdad, las acciones rectas borran los pecados.
  4. Sus hermanos creyentes suplican por él [quien ha cometido el pecado], y sus pecados serán perdonados, tanto en vida como tras su muerte.
  5. Los hermanos le regalan la recompensa de sus actos a él para que Allāh pueda beneficiarle a través de ellos.
  6. Que el Profeta Muhammad ﷺ interceda por él.
  7. Que Allāh lo ponga a prueba en la vida de este mundo como forma de expiación de sus pecados.
  8. Que Allāh lo ponga a prueba en el Barzakh y la Sa’iqah como forma de expiación de sus pecados.
  9. Que Allāh lo ponga a prueba en el Día de la Resurrección [que alberga] horrores, como forma de expiación de sus pecados.
  10. Que el más Misericordioso de los misericordiosos tenga misericordia de él.

Aquel que deje pasar estas diez [formas de expiación] que no culpe a nadie más que a sí mismo, como Allāh el Elevado, dijo en un hadīz narrado por Su Mensajero:

«Oh siervos Míos, son solo vuestras propias acciones, las que Yo tomo en cuenta, y entonces os doy [vuestra recompensa o castigo]. Quienquiera que encuentre el bien, entonces que alabe a Allāh. Y quienquiera que encuentre otra cosa que eso, que no culpe a nadie más que a sí mismo».

[Recopilado por Muslim, #2577]

Autor: Shaykh ul-Islām ibn Taymiyyah
Fuente: Al-‘Iraqiyyah fīl ‘Amāl al-Qalbiyyah
Traducción: Nūr ud-Dīn al-Isbānī

Lea también...

Perdonado por proteger los libros