La posición de la gente en el Más Allá

Bismillaahi ar-Rahmaani ar-Rahim

Esta es la posición de la gente y los rangos en la Morada de la Otra Vida, como se ha mencionado por Ibn Qayyīm –rahimahullāh–, y son dieciocho en número.

El nivel más elevado es el de los Mensajeros, que Allāh los ensalce y les conceda la paz perfecta y la seguridad: y son de tres niveles, el más alto de ellos.

  1. Aquellos que son más firmes en voluntad [Ulūl-‘Azm]: Nūh, Ibrāhīm, Mūsā, ‘Īsā y Muhammad, que Allāh los ensalce y les conceda la perfecta paz y seguridad, āmīn.

  2. Aquellos que van después de los Mensajeros [Rusul].

  3. Los Profetas [al-Anbiyā], aquellos que no fueron enviados como mensajeros de sus naciones.

  4. Los seguidores más fieles y sinceros de los Mensajeros [as-Siddiqūn], los herederos de los Mensajeros, aquellos que establecieron aquello para lo que habían sido enviados, en sus conocimientos, acciones y en llamar a [la adoración] de Allāh.

  5. Los imames y gobernantes justos.

  6. Los que se esforzaron y lucharon en la Jihād por la causa de Allāh, con sus riquezas y su gente.

  7. Los que preferían a otros sobre sí mismos, trataban a la gente con bondad, y realizaban actos de caridad.

  8. Aquellos a los que Allāh abrió una puerta para el desempeño del bien que se limita a uno mismo, como la oración, la caridad, el ayuno, la peregrinación, etc.

  9. El rango de la gente de la salvación, que eran los que llevaban a cabo las obligaciones de Allāh, y evitaban lo que Él prohibió.

  10. El rango de un pueblo agraviado consigo mismo y comprometido con los principales pecados prohibidos por Allāh; y que, sin embargo, Allāh les concedió el arrepentimiento sincero antes de la muerte. Por lo que ellos murieron con el arrepentimiento sincero, y Allāh aceptó su arrepentimiento.

  11. El rango de la gente que combinó las buenas acciones y las malas acciones, el cumplimiento de Allāh, mientras persistían en sus pecados y no se arrepintieron. Sin embargo, sus buenas obras superaron a sus malas obras: el balance de su bien fue más pesado. Así que ellos fueron salvados, y alcanzarán el éxito.

  12. Aquellas personas cuyas buenas y malas acciones eran iguales; y son los compañeros de la Elevación [al-‘Arāf], que es un lugar entre el Paraíso y el Infierno, y que finalmente entrarán al Paraíso.

  13. El nivel de los que estaban afligidos y pusieron los tahādith a prueba [le pedimos a Allāh el bienestar y la seguridad], y ellos eran los musulmanes cuyas balanzas eran luz: sus malas acciones superaron a sus buenas acciones. Hay hadices con respecto a ellos que muestran que entrarán al Fuego, y estarán allí de acuerdo con sus obras; y entonces saldrán de él a través de la intercesión de aquellos que pueden interceder, y la Misericordia del más Misericordioso, de aquellos que muestran misericordia.

  14. Un pueblo que no poseía actos de obediencia o desobediencia, ni incredulidad ni verdadera Fe [Īmān]; y ellos son de diferentes tipos: de ellos están a los que no les alcanzó la verdadera llamada; de ellos también están los enfermos que no poseen intelecto; y de ellos también, la persona sorda que nunca oyó nada; y de ellos están los hijos de los Mushrikīn que murieron antes de discernir correctamente nada. Los eruditos difieren con respecto a ellos, y tienen ocho posturas. La más correcta de ellas es que serán puestos a prueba en el Día de la Resurrección, y un Mensajero será enviado a ellos: los que lo obedezcan entrarán en el Paraíso y quien le desobedezca su morada será el Infierno. Porque Allāh no castiga a nadie hasta que no se establezca la prueba sobre él y luego se aparte de ello y lo niegue de forma obstinada, como Él, el Altísimo dijo:

{Y no castigamos hasta que enviamos a un Mensajero}

[Qur`ān | 17:15]


  1. El nivel de los hipócritas [al-Munafiqūn] que externamente practican el Islām, pero que por dentro ocultan incredulidad [kufr]; y ellos están en lo más profundo del Fuego.

  2. Los jefes de la incredulidad [kufr], sus líderes y sus predicadores.

  3. El nivel de aquellos incrédulos que eran seguidores ciegos, y los ignorantes, y la Ummah está de acuerdo en que son incrédulos.

  4. Por último, el nivel de los genios que fueron atados con obligaciones, y serán recompensados con el castigo según sus obras, como Allāh, el Altísimo dijo:

{Y todos tendrán su propia categoría, según sus obras. Les retribuirá plenamente sus acciones y no serán tratados injustamente}

[Qur`ān | 46:19]

Autor: Imām Ibn al-Qayyīm al-Jawzīyyah

Fuente: El Compendio de los Niveles de la Gente en la Otra Vida

Traducción: Nūr ud-Dīn al-Isbānī

Lea también...

Los méritos de ‘Abdullāh ibn Mubārak