La diferencia entre la Haddadiya y la Salafiya

basmala3

Pregunta:

¿Cuál es la diferencia entre la Haddadiya y la Salafiya? ¿Cómo podemos diferenciar entre los dos?

Respuesta:

La diferencia entre los dos es que los haddadis tienen como líder a un hombre que sigue sus pasiones [Mahmud Ibn Muhammad Al-Haddad], alguien que solo guarda envidia, odio y desprecio hacia los sabios. Era conocido –cuando aún se encontraba en Egipto y antes de venir a este país (Arabia Saudí)– por calumniar a los sabios y dañarlos.

Cuando [Al-Haddad] vino y permaneció durante 7 años, nunca se encontró con Ibn Baaz, ni con Fawzaan, ni con Tuwaijiri, ni con ningún otro sabio de la Sunnah. Además, él no tomó [ningún conocimiento] de ellos, debido a su gran odio, su orgullo sin fin y su arrogancia sin límites. Luego llegó a Medina para un objetivo preciso: provocar la fitnah. Se ocultaba bajo una apariencia de un hombre humilde, tranquilo y complaciente hasta obtener la aprobación de los sabios de Medina.

Después de eso, empezó a reunir gamberros e insensatos a su alrededor. Los sabios de Medina no sintieron venir [las piedras] de su honda hasta que estalló una revuelta dirigida contra ellos y contra los sabios del reino [de Arabia Saudí], y luego contra los sabios de la Sunnah en todos los lugares, incluso Jamil Ar-Rahman (un gran sabio afgano), ni él se ha librado de sus calumnias después de su muerte, que Allah tenga misericordia con él y esperamos que Allah lo cuente entre los mártires.

Ellos [los haddadis] dirigen una rebelión contra la gente de la Sunnah y contra su metodología. Ciertamente, les hemos aconsejado, juro por Allah que les hemos aconsejado, y lo hicimos con dulzura, hemos debatido con ellos con delicadeza y amabilidad, esperamos de ellos que regresaran [a la verdad]. No queríamos fitnah, lo juro por Allah, pero ellos rechazaron, optando así por la rebelión y la fitnah, empezaron a proferir palabras inmundas contra la gente de la Sunnah [diciendo]: “Este es un mentiroso, el otro es un perverso, ese otro es tal, etc”.

Luego empezaron a usar los ataques contra Ibn Hajar y Shawkani para usarlos como trampolín y rebajarlos. Es así como atacan el honor de los salafis con estos insultos sin igual.

Un salafi fue a debatir con ellos. Quería debatir sobre algunos escritos de Al-Haddad, este hombre que, mediante cintas y escritos, sabotea los libros de la gente de la Sunnah, los denigra, los combate y los calumnia. En el momento en que él (el salafi) empezó a hablar del sheikh Muhammad Aman Al-Jami, un joven le interrumpió [diciendo]: Salih As-Suhaymi, Muhammad Ibn Rabi’ y Rabi’ Ibn Hadi atribuyeron [falsamente] este escrito a Al-Haddad, ese mentiroso (refiriéndose al shaykh Rabi’), juro por Allah que fue Rabi’ quien escribió este escrito.

Entre sus características [están]: La mentira, la traición, el odio hacia los sabios, el intento de menospreciarlos, el orgullo y la insolencia, al punto que algunos de ellos dicen: Fulano y mengano –  refiriéndose a dos de los más grandes sabios – deberían sentarse delante de la esposa de Al-Haddad para aprender de ella.

¡Mirad cómo desprecian a los sabios y los toman por ignorantes!

Quien reúna estas características, él es el haddadi por excelencia. Es él quien está en contra de los sabios, los denigra y quiere desvalorizarlos empleando el método que venimos de citar; ese es haddadi.

Ellos mienten, calumnian más y más… Entonces decidimos destapar las mentiras de su shaykh [Al-Haddad], así como sus errores y sus desvíos, pero esto no hizo sino aumentar en ellos el fanatismo que tienen hacia él. Todos esos que se parecen a esta gente, es decir, todos los que son fanáticos de algún individuo, rechazan las pruebas y los argumentos, calumnian a la gente de la Sunnah, son haddadis, y tal vez peor aún [que la Haddadiya].

Actualmente, existe un grupo en Internet que está en el mismo estado; un grupo en Internet que acusa a la gente de la Sunnah de ser haddadis, cuando en realidad encontramos las características de la haddadiya en ellos: la exageración, la mentira, el rechazo de la verdad, de la misma manera que la haddadiya. Entonces comprended bien esto e identificad bien las características de la haddadiya, porque a quien se las encontramos en él es un haddadi o se les parece, o incluso es peor que ellos.

El creyente debe respetar su religión, debe respetar su intelecto y el manhaj, debe respetar esta afiliación a la Salafiya. No debe poner su intelecto en las manos de los débiles de intelecto que jugarán con él, con su religión y con su dogma. No debe someter su religión a la causa de ninguna persona, sea quien sea. Juro por Allah que no debe someter su religión, ni siquiera al más noble, excepto al noble mensajero de Allah, que Allah le dé paz y bendiciones. Él no debe someter su religión a nadie, ya que la obediencia absoluta es reservada para Allah y la alianza absoluta es acordada a Allah, a Su mensajero y a los Sahaba: La verdad está allá donde ellos se encuentren. Respecto a los demás, ellos no se encuentran en este caso: A veces tienen razón y a veces se equivocan.

La exageración en la religión de Allah es una de las características más aborrecibles, lo mismo es la exageración respecto a los individuos. El mensajero de Allah, que Allah le dé paz y bendiciones, dijo:

“No exageréis sobre mi persona como fue el caso de los cristianos, que exageraron con Jesús el hijo de María.”

Si el mensajero de Allah, que Allah le dé paz y bendiciones, no acepta que exageremos en relación a su persona, ¿cómo es que vemos actualmente exageración hacia los empequeñecidos?

Y en Allah buscamos refugio. Ellos hinchan a un individuo que tiene poco valor para convertirlo en un gigante, en una montaña, y así sucesivamente.

Esto es parte de la mentira proferida contra Allah, de la exageración hacia los individuos y hacia la religión – y buscamos refugio en Allah contra estas características –. Así es como los discípulos de la Haddadiya exageraron en relación a Al-Haddad y lo elevaron a un alto rango, cuando este hombre no es más que un ignorante, inculto e injusto.

Creedme, hermanos míos, él [Al-Haddad] dice:

“Hace ya 20 años que advierto contra los Ijwan Al-Muslimin, contra Sayid Qutb, contra…”

Pero no encontramos ni un escrito ni escuchamos ninguna grabación donde haya combatido a esta gente. Por el contrario, cuando se trata de los salafis, se desencadena contra ellos como un león voraz, poniéndose a escribir y propagar grabaciones. Escribió un libro de 400 páginas contra el imam Albani, lleno de mentiras y groserías, que denominó “Al-Jamis (El ejército poderoso)”, [formado por]: ¡Vanguardia, retaguardia, ala derecha, ala izquierda y centro, vocabulario militar!

Perfecto pues, ¿entonces porqué no te haces servir de este ejército para combatir a los Rawafidh (chiítas)? ¿Porqué no usas ese ejército para combatir a los Ijwan Al-Muslimin? ¿Y luego dices que llevas advirtiendo de ellos desde hace 20 años? ¿Porqué no atacas a esa gente con este ejército tan agresivo? ¿Solo te sirves de ese ejército contra Albani, cuando él es un imam de la Sunnah?

Actualmente, una gran ofensiva es llevaba a cabo [contra la gente de la Sunnah], mientras que Albani ya no está presente, porque ahora la ofensiva es llevaba contra otros que él; estos son los signos [distintivos] de la Haddadiya.

Después, existe un grupo de gente, quienes los encontramos en Internet. En este momento dirigen una ofensiva, trayendo con ellos el ejército de Al-Haddad. Atacan mediante escritos, grabaciones y palabras a la gente de la Sunnah y les dan la apelación de “Haddadiya”. [Proverbio árabe]: “Ella me lanzó su enfermad y luego la esquivó.”

Nosotros aconsejamos a esta gente que se arrepienta a Allah, que se someta a Él, que se conforme con Sus órdenes, que muestre respecto hacia el manhaj, hacia sus intelectos y hacia ellos mismos, de lo contrario, deberemos hacer frente a otro problema, peor que el de la Haddadiya.

Además, encontramos entre sus características, la particularidad de no desear la misericordia. Si tú lo haces, por ejemplo, con Ibn Hajar, Shawkani o incluso Nawawi, ellos dirán que tu eres un innovador. Si tú dices Al-Hafidh (para referirte a Ibn Hajar, significa “el gran sabio del hadiz”), ellos dirán que eres un innovador. Si tú dices que ellos tuvieron Ash’arismo, ellos diran: “Debes declararlo innovador, si no lo dices, entonces eres tú el innovador”.

Nosotros les respondimos: “Si nosotros decimos que era un ash´ari, entonces estamos diciendo que tiene una innovación. El individuo busca mostrarse respetuoso en su manera de hablar, tú no tienes la obligación de decir que es un innovador. Os voy a leer biografías escritas por Bujari: Él cita a Jabir Al-Ja’fiy, y a otros. Él no dice que es un innovador, ya que eso no es necesario, tú debes mostrar sus desvíos para aconsejar a la gente, pero tú no tienes por obligación juzgar de innovador u otro juicio que el del innovador”.

Pero ellos, los haddadis, rechazan esto.

Gente de fuera [de Meca], que están en Abha (al suroeste de Arabia Saudí), me llamaron para preguntarme esto: “¿Cuál es vuestra opinión sobre Ibn Hajar?”

Yo les dije: “Él tuvo influencia del Ash’arismo”.

Él me respondió: “Nada de nada, tú eres un desviado”.

Para ellos, debes decir obligatoriamente innovador.

Y esto es todo lo dicho. Luego tienen otros asuntos que ahora mismo no recuerdo, y quien haga la comparación [entre Haddadiya y Salafiya], nosotros le explicaremos cuáles son las particularidades de la Haddadiya, cuáles son sus adeptos, qué fundamentos y objetivos tiene. Nosotros le explicaremos esto, que Allah os bendiga.


Autor: Rabi’ Ibn Hadi Al-Mâdjali
Fuente:  www.rabee.net – ما الفرق بين الحدادية والسلفية ؟ وكيف نفرق بينهما ؟

Traducción: Ibrahim Bou

Lea también...

Abandonar una mezquita debido a las innovaciones que ocurren en su interior