La conexión del alma con el cuerpo

Bismi-llāhi ar-Rahmāni ar-Rahīm

El alma (ar-rūh) está conectada al cuerpo de 5 formas diferentes, a las que se aplican diferentes reglas.

  1. Su conexión con el cuerpo como el feto en el vientre de la madre.
  2. Su conexión con el cuerpo después de que una persona nazca.
  3. Su conexión con el cuerpo cuando una persona está dormida, cuando el alma se conecta de una manera y se separa de él de otra forma.
  4. Su conexión con el cuerpo en al-Barzākh (el periodo entre la muerte de una persona y el Día de la Resurrección), cuando se ha apartado del cuerpo y se separa, pero no completamente de tal forma que no haya ningún tipo de conexión. Hemos contestado al principio de esta respuesta que existen ahadīth e informes que indican que el alma es devuelta al cuerpo cuando alguien envía el saludo de ‘salām’ a una persona fallecida. Este regreso es de una naturaleza especial, que no significa que la vida se restaure en el cuerpo antes del Día de la Resurrección.
  5. Su conexión con el cuerpo el Día en el que los cuerpos serán resucitados. Este es el más perfecto tipo de conexión con el cuerpo, y no tiene comparación con los tipos anteriores, porque después de esto el cuerpo nunca morirá, dormirá, ni tendrá nada malo.

Cuando una persona está dormida, su alma está en su cuerpo, y él está vivo, aunque su vida no es del mismo tipo que en una persona despierta; el sueño es comparable a la muerte. Del mismo modo, cuando el alma de una persona muerta es devuelta a su cuerpo (cuando se manda el saludo), él está en un estado entre una persona que está viva, y otra que está muerta; aunque el alma no ha sido restaurada a su cuerpo. Este es como el caso de una persona que duerme, que está en un estado entre la vida y la muerte. Esperemos que esto deshaga gran parte de su confusión.

Autor: Imām Ibn al-Qayyim al-Jawziyyah
Fuente: Kitābur-Rūh, pág. 44
Traducido por: Nūr ud-Dīn al-Isbānī

Lea también...

El matrimonio interracial en el Islām