La causa de los terremotos

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Bismillaahi ar-Rahmaani ar-Rahim

En el Nombre de Allāh, el Misericordioso, el Compasivo

La gente difiere [desde sus puntos de vista] en relación a los terremotos: unos dicen que es un fenómeno natural y que no tiene nada que ver con la religión; otros dicen que [se produce] por decisión y decreto de Allāh y que no tiene nada que ver con los pecados [de la gente]; y otros afirman que es una advertencia [para que los siervos teman el Castigo de Allāh] y que no tiene nada que ver con los pecados; y otros dicen que [se producen] como resultado de los pecados [de la gente].

La respuesta a esto es: puede ocurrir como advertencia, como decisión y decreto de Allāh y como resultado de los pecados de la gente. Los terremotos se pueden producir como advertencia para aquellos que son testigos de ello y de que están vivos. Él [Allāh, el Altísimo] dijo:

{No hay ninguna ciudad que no vayamos a destruir antes del Día del Levantamiento o a castigarla con un fuerte castigo. Esto está escrito en el Libro. Y que los antiguos desmintieran es lo que Nos ha impedido enviar los signos. [1] Dimos a los Zamūd la camella como una prueba clara, pero fueron injustos con ella. Y no enviamos Nuestros signos sino para infundir temor}

[Corán | 17:58-59]

Y como resultado de la decisión y decreto de Allāh, el Altísimo dijo:

{No hay nada que ocurra en la tierra o en vosotros mismos, sin que esté en un libro [Al-Lauh al-Mahfudh: el Libro del Decreto] antes de que lo hayamos causado. Eso es fácil para Allāh}

[Corán | 57:22]

Y también dijo:

{Nada de lo que sobreviene es sin permiso de Allāh [es decir, la decisión y el Qadar (Decreto Divino)]. El que crea en Allāh, habrá guiado su corazón [hacia la verdadera Fe con certeza, [es decir, lo que ha descendido sobre él ya estaba escrito para él por Allāh, a través del Qadar]. Allāh es Conocedor de cada cosa}

[Corán | 64:11]

Y como resultado de los pecados de la gente, Allāh –el Poderoso y Majestuoso– dijo en Su Noble Libro:

{Cualquier desgracia que os aflija es a causa de lo que se buscaron vuestras manos, sin embargo, Él pasa por alto muchas cosas}

[Corán | 26:30]

Y dijo:

{Eso es porque tu Señor no destruirá ninguna ciudad que haya cometido una injusticia [como asociar a otros en la adoración de Allāh] hasta que sus habitantes no estén advertidos}

[Corán | 6:131]

Y el Altísimo dijo:

{Y tu Señor no iba a destruir una ciudad a causa de ninguna injusticia mientras sus habitantes fueran de los que ponen orden}

[Corán | 11:117]

Y el Altísimo también dijo:

{¡Cuántas ciudades destruimos por no haber reconocido el favor en el que vivían! Ahí están sus moradas, sólo unas pocas volvieron a ser habitadas después de ellos y fuimos Nosotros los herederos. Tu Señor no destruye ninguna ciudad sin haber enviado antes un mensajero a su comunidad que les recita Nuestros signos. Y sólo cuando sus habitantes son injustos [Dhālimūn: politeístas, malhechores, incrédulos de la Unicidad de Allāh, opresores y tiranos] destruimos las ciudades}

[Corán | 28:58-59]

Y el Altísimo dijo:

{Allāh pone el ejemplo de una ciudad [Makkah] que estaba segura y tranquila y a la que la provisión le llegaba profusamente y sin restricciones por todas partes, pero fue desagradecida con los dones de Allāh y Allāh la hizo probar el vestido del hambre y del miedo a causa de lo que habían hecho [el mal, como haber negado al Profeta Muhammad]}

[Corán | 16:112]

{Realmente la gente de Saba [Shebā] tenía un signo en donde habitaba: dos jardines a ambos lados: derecha e izquierda. ¡Comed de la provisión de vuestro Señor y agradecedle! Es una buena tierra y Él es un Señor Indulgente. Pero se desviaron [de la obediencia en Allāh] y enviamos contra ellos la inundación del dique [Sail al-‘Arim] y convertimos los dos jardines en otros con arbustos espinosos y amargos, tamariscos y algún azufaifo. Así les pagamos por haber sido desagradecidos. ¿Acaso recibe ese pago alguien que no sea ingrato [incrédulo]?}

[Corán | 34:15-17]

{Qārūn era uno de la gente de Mūsā [Moisés] que abusó contra ellos. Le habíamos dado tesoros cuyas llaves habrían hecho tambalearse a un grupo de hombres fuertes; entonces le dijo su gente: no te regocijes [con ingratitud hacia el Favor de Allāh] pues realmente Allāh no ama a los que se vanaglorian.
Busca en lo que Allāh te ha dado la morada de la Última Vida sin olvidar tu parte en ésta, y haz el bien igual que Allāh lo hace contigo y no busques corromper la tierra; es cierto que Allāh no ama a los corruptores.
Dijo: Lo que se me ha dado es gracias a un conocimiento que tengo. ¿Acaso no sabía que Allāh había destruido a generaciones dentro de las cuales había gente con mayor poderío y más acumulación de riqueza que él? Y no se esperará que los malhechores [Mujrimūn: criminales, incrédulos, politeístas, pecadores, etc.] expliquen sus faltas.
Y apareció ante su pueblo con sus adornos; entonces dijeron los que querían la vida de este mundo: ¡Ojalá y tuviéramos lo mismo que se le ha dado a Qārūn, realmente tiene una suerte inmensa!
Y dijeron aquellos que habían recibido conocimiento [religioso]: ¡Ay de vosotros! La recompensa de Allāh es mejor para el que cree y actúa con rectitud, pero no la consiguen sino los pacientes.
Entonces hicimos que la tierra se lo tragara junto con su casa y no hubo ninguna guardia que pudiera socorrerle fuera de Allāh ni pudo defenderse a sí mismo.
Los que el día anterior habían ansiado su posición, amanecieron diciendo: ¡Cómo acrecienta Allāh la provisión a quien quiere de Sus siervos o la restringe! De no haber sido porque Allāh nos agració nos habría tragado la tierra. ¡Qué cierto es que los incrédulos no cosechan éxito!}

[Corán | 28:76-82]

Y Él [el Altísimo] dijo:

{A cada uno le castigamos por sus faltas. A unos les mandamos un viento huracanado [Hāsiban] [como a la gente de Lūt (Lot)], a otros les agarró el Grito [As-Sabiha: tormento, sufrimiento, etc.] [como a los Zamūd o la gente de Shu’aib], a otros hicimos que se los tragara la tierra [como a Qārūn] y a otros los ahogamos [como a la gente de Nūh (Noé) o Fir’aun (Faraón) y su gente]. Allāh no fue injusto con ellos en nada, sino que fueron ellos mismos los injustos}

[Corán | 29:40]


NOTAS:

[1] Es decir, si os enviáramos a vosotros los prodigios que solicitáis y después de eso no creyerais, tendríais que ser castigados como ya ocurrió con los antiguos cuando desmintieron.

[/vc_column_text][TS_VCSC_Info_Notice panel_layout=»notice» panel_type=»success» icon_replace=»true» font_title_family=»Default:regular» font_content_family=»Default:regular»]Autor: Imām Muqbil ibn Hādī
Fuente: Al-Makhraj Minal Fītan, pág. 161
Traducción: Nūr ud-Dīn al-Isbānī[/TS_VCSC_Info_Notice][/vc_column][/vc_row]

Lea también...

El sordo en el día del Juicio

Los padres de un hermano son sordos. ¿Serán interrogados el Día del Juicio sobre por qué no les transmitió el Islām?

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.