Irán y el Jomeinismo no son del Islam

بسم الله الرحمن الرحيم

Pregunta:

¿Qué aconsejáis a los musulmanes en relación a esta ideología (el jomeinismo) que se está propagando en los últimos tiempos?

Respuesta:

Nosotros aconsejamos a los musulmanes que no se deben engañar por las mentiras de esta ideología (el jomeinismo). Estas palabras falsas que evocan y tratan de difundir argumentando que se derivan del Islam, en realidad no provienen de ninguna fuente fiable y son totalmente falsas. Verdaderamente todo eso no es más que una obra de gran hipocresía, ya que esa gente (los chiítas) son gente de hipocresía y de taqiya, y quien se dirija a sus escritos podrá verificarlo.

Los musulmanes deben saber que esta propaganda llevada por la República “Islámica” [de Irán] no es más que un engaño en su totalidad y una fachada que muestra pertenencia al Islam pero que en realidad contiene una creencia totalmente opuesta a esta religión. Ella contiene principalmente creencias paganas que guardan animosidad hacia el Islam, hacia el profeta del Islam y hacia todos sus compañeros, los cuales ellos (los chiítas) no les dan consideración y los declaran incrédulos y perversos, excepto a unos pocos.

Esto tiene como signficado que Jomeini y sus seguidores forman parte de la secta rawafid, son de quienes exaltan la creencia de los rawafid  y se han aferrado a ella. En efecto, ellos glorifican a los doce imames y pretenden que son imames infalibles, los únicos en merecer el mandato y que, si no lo tienen ellos, no tiene valor. En la cabeza [de los doce imames], figura Ali Ibn Abi Talib, que Allah esté complacido con él.

Respecto a Ali, tienen razón en darle una gran posición [sin embargo no al punto de idolatrarlo y ponerlo encima de todos los demás Sahaba], ya que él es el cuarto califa rectamente guiado, después de los tres primeros califas, y es el mejor de los Sahaba después de los anteriores [Abu Bakr, ‘Umar y ‘Uzman]. Lo mismo al-Hassan y al-Husayn, que Allah se complazca con todos los Sahaba y los haga estar complacidos con Él.

No obstante, ninguno de los dos gobernó, excepto al-Hassan. Él gobernó un breve periodo y luego dimitió y confió el imamato y el mandato a Mu’awiya, que Allah esté complacido con él. En lo que concierne a al-Husayn y a sus sucesores, ellos nunca gobernaron, pero los rawafid no tienen ningún discernimiento y no difunden sino falsedades y mentiras sin fundamento, en efecto.


Autor: Imam ‘Abdul-‘Aziz Ibn Baaz
Fuente: Fatwa n° 17148 – Nour ‘al Ad-Darb

Traducido por: Ibrahim Bou

Lea también...

Abandonar una mezquita debido a las innovaciones que ocurren en su interior