Imām al-Barbahārī sobre ser visto con un innovador

Bismi-llāhi ar-Rahmāni ar-Rahīm

Explicación por ash-Shaykh al-‘Allāmah Sālih al-Fawzān

Imām al-Barbahārī (V | muerto en 329 H) dijo en su Sharhus-Sunnah (2/233):

«Yūnus ibn ‘Ubayd (V) vio a su hijo saliendo de la casa de una persona del desvío, y dijo: “¡Oh hijo mío! ¿De dónde has salido?”. Él respondió: “De la compañía de ‘Amr ibn ‘Ubayd (el innovador)”. Entonces [el padre] dijo: “¡Oh hijo mío! Si te hubieran visto salir de la casa de un desvergonzado y lascivo habría sido más amado para mí que verte salir de la casa de esa persona. Y si Allāh te encuentra como fornicador, abierto pecador, ladrón y persona traicionera sería más querido para mí que si te encuentra bajo las palabras de la Gente del Desvío”. ¿No veis que Yūnus ibn ‘Ubayd sabía que una persona desvergonzada y obscena no desviaría a su hijo lejos de su religión, y que una persona de la innovación podría desviarlo hasta hacerle alcanzar la incredulidad?».


Shaykh Sālih al-Fawzān dijo en su explicación (traducción ligeramente sintetizada):

Vio a su hijo salir de la casa de ‘Amr ibn ‘Ubayd que era uno de los shaykh de los Mu’tazila[1]. Y la intención aquí es que Yūnus ibn ‘Ubayd dice [a su hijo] que no debe sentarse con la gente de la innovación. Si hubiera salido de casa de una persona de la Sunnah, pero pecadora, habría sido mejor que sentarse con una persona de la innovación. Esto es sobre lo que advertía Yūnus ibn ‘Ubayd a su hijo debido a que se sentó con ‘Amr ibn ‘Ubayd que era el líder de los Mu’tazila. Así que su encuentro con un musulmán, una persona de la Sunnah, incluso si tiene deficiencias en su religión, entonces es mejor y menos dañino que su encuentro con un innovador, y es más serio si aprende [toma el conocimiento] del innovador. Por tanto, no aprendáis ni estudiéis [nada] de la gente del Ahwā [aquellos que siguen sus deseos en la religión] y la gente de la innovación. Sin embargo, aprended de Ahlus-Sunnah, de los sabios de Ahlus-Sunnah, de los sabios que están en el correcto ‘Aqīdah [credo], tal y como Muhammad ibn Sīrīn (V |muerto en el 110 H) dijo:

«Ciertamente este conocimiento es Religión, por ello, mira de quien tomas tu Religión».


Y si es el caso de que solamente uno se sienta con ellos [los innovadores], esto es un inmenso peligro, luego ¿cuán peor es aprender de los innovadores?

Le dijo [el padre] a su hijo: que mueras como pecador, cometiendo un pecado mayor inferior al Shirk [politeísmo], y esperes la Misericordia de Allāh, porque Allāh dijo:

{Es cierto que Allāh no perdona que se Le asocie con nada, pero, fuera de eso, perdona a quien quiere}[2]


Así que incluso si el que comete un pecado es castigado con el Infierno, su morada final será el Paraíso, y no permanecerá eternamente en el Infierno. En cuanto a la persona de la innovación, entonces, su innovación puede conducirlo a la incredulidad y así convertirse en habitante del Infierno para la eternidad, porque innovó en la religión algo que no le pertenece. En cuanto al pecador, entonces este no afirma que su pecado es religión [es decir, no atribuye su pecado al Islām]. Por lo tanto, quien muere en el pecado, aunque sea un pecado mayor menor que el Shirk, este es menor en daño que morir sobre una bid’ah [innovación]. Y este discurso es muy claro y evidente.

En cuanto a sus palabras: “¿No ves que Yūnus ibn ‘Ubayd sabía que una persona descarada y obscena no desviaría a su hijo de su religión, y que la persona de la innovación le engañaría hasta que le hiciera descreer?”

Esta es la sabiduría detrás de por qué no hay que sentarse con un innovador. Que uno se siente con una persona de la Sunnah, incluso si es deficiente en su religión y su Imān es mejor, ciertamente, el daño que va a recibir sentado con un innovador es más grave que el daño que va a recibir al sentarse con una persona de la Sunnah que comete pecados. Esto se debe a que la persona de la bid’ah llamará a las innovaciones y se opondrá al Libro y a la Sunnah. En cuanto al pecador [de Ahlus-Sunnah wal-Jamā’ah], este no le advertirá del Libro y la Sunnah, ni le advertirá de seguir al Mensajero de Allāh (H) nunca. Así que hay una diferencia entre hacia lo que dirige el innovador y hacia lo que dirige el pecador. El pecador le embellecerá los actos pecaminosos, pero no le advertirá en contra de la Sunnah.

Él no le avisará en contra de la Sunnah, sino que este respetará la Sunnah y la venerará, contrariamente al innovador, que no hace honor a la Sunnah [aunque lo afirme].

Notas:

[1] Nota del traductor: Su fundador fue Wāsil ibn ‘Atā. Fue un estudiante de los sabios mayores, un sucesor [tābi’ī] de los Compañeros (M). [Imām al-Hasan al-Basrī (V | muerto en el 110 H). Los Mu’tazila consideran que el intelecto es decisivo en la revelación de Allāh, por lo que, si la revelación se opone al intelecto, entonces, dan precedencia a la razón y al intelecto sobre los textos religiosos. Ellos niegan los Atributos de Allāh (el Altísimo) y niegan los significados de Sus Nombres. Sostienen que el musulmán que comete pecados no es ni creyente ni incrédulo y que en la otra vida permanecerá eternamente en el Infierno. Tienen otras muchas creencias equivocadas como la negación del interrogatorio y el juicio de los difuntos en la tumba. Habrá Mu’tazila hasta nuestro tiempo, y existen hoy en día y son considerados parte de esta secta todos aquellos que reúnen esas características.

[2] Corán | 4:48

Recopilado por: Abū Khadījah ‘Abdul-Wāhid
Traducido por: Nūr ud-Dīn al-Isbānī

Lea también...

El mal de ojo

Interrogador: ¿El mal de ojo puede afectar a una persona? ¿Cómo se trata? ¿Que uno …