Ibn ʿAbbās, ʿAbdullāh ibn Masʿud y otros compañeros del Mensajero de Allāh narraron:

Allāh ordenó a Ğibrīl que fuese a la Tierra para traerLe arcilla, [y cuando Ğibrīl llegó a ella], la Tierra dijo: «Me refugio en Allāh de que me quites tierra o me deteriores». Entonces volvió [a Allāh] sin tomar nada de ella, y dijo: «Mi Señor, [la Tierra] pidió refugio en Ti, así que la dejé». Allāh mandó a Mikaʾīl, y la Tierra pidió Su protección de él, así que Mikaʾīl volvió también y dijo lo mismo que Ğibrīl. Luego, Allāh mandó al Ángel de la Muerte, y la Tierra pidió la protección de Allāh en su contra, pero el Ángel de la Muerte respondió: «Y yo me refugio en Allāh de volver sin haber cumplido con Su orden». Así que tomó tierra de la superficie y la mezcló, pues no cogió tierra de un solo lugar, sino que tomó tierra blanca, roja y negra, y es por esto que los hijos de Ādam nacen con distintos colores. Luego y ascendió al cielo y humedeció la tierra que trajo hasta que se volvió arcilla viscosa y glutinosa, y Allāh dijo a los ángeles:

{(71) Voy a crear un ser humano a partir del barro. (72) Y cuando le haya dado forma y haya insuflado en él parte de Mi espíritu: ¡Caed postrados ante él!}

Corán, 38:71-72

Allāh creó [Ādam] con Su propia mano para que Iblīs no se enorgullezca ante él. [Ādam] fue creado un viernes, y primero fue una escultura de arcilla durante 40 años. Cuando los ángeles pasaron delante de él y lo vieron, se asustaron, pero quien más se asustó al verlo fue Iblīs, que pasaba por delante y lo golpeaba de manera que resonaba como resuena el barro seco similar a la cerámica, por eso Allāh dice:

{Creó al hombre de barro seco cual cerámica}

Corán, 55:14

Y dijo Allāh: «Para un objetivo preciso lo he creado». Iblīs atravesó el cuerpo [de Ādam] introduciéndose por la boca y saliendo por detrás, y dijo a los ángeles: «Que no os asuste este (refiriéndose a Ādam), pues vuestro Señor es Eterno mientras que este ser está vacío [de vida], si yo arremetiese en su contra lo destruiría». Cuando llegó el momento que decretó Allāh, Glorificado y Majestuoso, para insuflar en Ādam parte de Su espíritu, dijo a los Ángeles: «Cuando haya insuflado en él parte de Mi espíritu, ¡caed postrados ante él!». Cuando Allāh insufló el espíritu en Ādam y el espíritu alcanzó la cabeza, Ādam estornudó y los ángeles le dijeron: «Di “las alabanzas son para Allāh”». Ādam dijo: «Las alabanzas son para Allāh». Entonces Allāh le dijo: «Que tu Señor tenga misericordia contigo». Cuando el espíritu llegó a su ojo, vio las frutas del Paraíso, y cuando alcanzó su vientre Ādam tuvo hambre y saltó precipitándose hacia las frutas antes de que el espíritu llegara a sus pies, por eso Allāh dijo:

{El ser humano ha sido creado de precipitación}

Corán, 21:37

Entonces todos los ángeles se postraron, excepto Iblīs:

{Pero no así Iblīs que se negó a ser de los que se postraban}

Corán, 15:31

Fuente: Al-Bidāyah wan-Nihāyah, 1/201
Traducido por: Ibrāhīm Bou