El efecto de suplicar a otros que Allāh

Bismillaahi ar-Rahmaani ar-Rahim

De ‘Abdullāh Ibn Mas’ūd que el Mensajero de Allāh ﷺ dijo:

«Quien muera mientras esté suplicando a otro que a Allāh como copartícipe (de Él), entrará en el Fuego»

Y de Jābir que el Mensajero de Allāh ﷺ dijo:

«Quien se encuentre con Allāh sin asociar nada con Él entrará en el Paraíso, y quien Le encuentre asociando algo con Él entrará en el Fuego»

Los reportadores del Hadīz

‘Abdullāh Ibn Mas’ūd bin Ghafil bin Habīb Al-Hudhalī, Abū ‘Abdur-Rahmān, de los Sabiqūn Al-Awalūn (los primeros y más adelantados en abrazar el Islām) y uno de los eminentes sabios de los Compañeros. Sus virtudes son numerosas y ‘Umar lo designó como gobernador de Kufah (Caldea, Irāq). Murió en Madīna en el 32 H.

Jābir bin ‘Abdullāh bin ‘Amr bin Irmā, Al-Ansārī, luego As-Salāmī, el Compañero, hijo del Compañero. Él luchó en 19 batallas con el Mensajero de Allāh ﷺ. Murió en Madīna a la edad de 70 años.

El significado del Hadīz

El hadīz muestra cuál es el estatuto de la súplica y que ello es uno de los más grandes actos de adoración y uno de los más grandes derechos de Allāh, de modo que si el siervo la dirige a otro que no sea Allāh, entonces se convierte en un Mushrik (politeísta). Él ha puesto un copartícipe e igual con Allāh en Al-Uluhiya, en Su derecho de ser adorado Él sólo. Y ésta es una rebelión contra Allāh y es una oposición a sus Profetas y una negación de sus Mensajeros, cuya Da’wah y cuyo mensaje que todos ellos predicaron es la obligación de adorar exclusivamente a Allāh, dedicar solo a Él la adoración, y el más grande aspecto de la adoración es la súplica.

El Mensajero de Allāh ﷺ dijo:

«La súplica es adoración»

Y Allāh el Altísimo dice:

{Pedid a vuestro Señor, humilde y secretamente; es cierto que Él no ama a los que se exceden}

[Corán, 7:55]

Y también, el Altísimo, dice:

{Y vuestro Señor ha dicho: LlamadMe y os responderé}

[Corán, 40:60]

Y Él dijo, prohibiendo las súplicas a otros que Él:

{Y no invoques fuera de Allāh aquello que ni te beneficia ni te perjudica, porque si lo hicieras serías de los injustos}

[Corán 10:106]

Y Él dijo:

{Y no invoques a otro dios junto a Allāh porque entonces serías de los que han de sufrir el castigo}

[Corán 26:213]

Así que invocar a otro que no sea Allāh es como darle capacidades divinas, y nos refugiamos en Allāh de ello. Él, el Altísimo, dijo reprimiendo a los politeístas:

{Eso es porque cuando se invocaba a Allāh, Solo, os negabais a creer pero cuando se Le atribuía algún asociado creíais. Pero el juicio pertenece a Allāh, el Excelso, el Grande. Él es Quien os muestra Sus signos y hace descender para vosotros provisión desde el cielo, pero sólo recuerda quien en todo, se vuelve a Él. Así pues invocad a Allāh ofreciéndole, sinceros, sólo a Él la adoración, aunque les repugne a los incrédulos}

[Corán, 40:12-13-14]

Y el Altísimo, dando la setencia de desvío y fracaso sobre quien suplica a otro que a Él, dice:

{¿Y quién está más extraviado que aquel que invoca, fuera de Allāh, a quien el Día del Levantamiento no le responderá y se desentenderá de su invocación? Cuando los hombres sean reunidos, ellos serán de sus enemigos y renegarán de la adoración de la que fueron objeto por su parte}

[Corán, 46:5-6]

Y Él, el Altísimo, dice:

{Ese es Allāh, vuestro Señor, a Él le pertenece la soberanía mientras que los que invocáis aparte de Él no poseen ni la piel de un hueso de dátil. Si los llamáis, no oirán vuestra llamada y aunque pudieran oírla, no os responderían. El Día del Levantamiento renegarán de que los hubierais invocado (asociándolos con Allāh). Nadie como Uno que conoce hasta lo más recóndito podrá informarte}

[Corán, 35:13-14]

Gracias a estos textos y otros del noble Corán y de la Sunnah auténtica se vuelve clara la importancia de la súplica y su estatuto en el ‘Aqīdah (credo) islámico para aquel cuya visión ha sido abierta, su corazón iluminado y su pecho expandido por Allāh. Y debido a este estatuto Allāh ha prometido que quien no se someta a Él a través de la súplica entrará en el Fuego, humillado y desgraciado. Así que Él dijo:

{Pero es cierto que aquellos cuya soberbia les impida adorarme, entrarán en Jahannam humillados}

[Corán, 40:60]

Y para aquel que suplica a otro que a Allāh ha sido prometido el Fuego como ocurre en el Hadīz:

«Quien muera mientras esté suplicando a otro que a Allāh como copartícipe (de Él), entrará en el Fuego»

Los beneficios del hadīz

  1. El estatuto de la súplica y que es el más grande de todos los actos de adoración de Allāh.
  2. La súplica a otro que a Allāh es Shirk mayor y una gran injusticia.
  3. Aquel que suplica a otro que a Allāh no tendrá más que el Fuego como recompensa, si él muere estando sobre ello.

Autor: Rabi’ Ibn Hādī Al-Madkhalī
Fuente: Mudhakkira Al-Hadīz An-Nabāwī, nº 5
Traducido por: Mūsā ‘Abdullāh Reyes

Lea también...

Abandonar una mezquita debido a las innovaciones que ocurren en su interior