El camino de la felicidad

Bismillaahi ar-Rahmaani ar-RahimPregunta:

La gente se esfuerza para alcanzar la felicidad, sus modos de alcanzarla son diferentes, ¿nuestro shaykh nos permitiría clarificar a la gente los hitos del camino que los llevará a la felicidad?

Respuesta:

No creo que haya discrepancias sobre esto excepto entre los filósofos. Entre los musulmanes que creen en Allāh y en Su mensajero ﷺ y que creen que no hay ningún camino hacia la felicidad en esta vida y en la otra excepto el camino de aferrarse al Islām no hay respuestas múltiples, la única respuesta [para ellos] es la de aferrarse al Islām.

Y lo contrario con lo opuesto, quien quiere la miseria debe dar la espalda al Islām, esto está claramente indicado en varias aleyas, como Su palabra en la célebre aleya:

{(124) Pero quien se aparte de Mi recuerdo… Es cierto que tendrá una vida mísera y el Día del Levantamiento le haremos comparecer ciego.
(125) Dirá: Señor mío: ¿Por qué me has hecho comparecer ciego, si antes podía ver?
(126) Dirá: Del mismo modo que cuando te llegaron Nuestros signos los olvidaste, así hoy eres tú olvidado}

[Corán | 20:124-126]

Pero el asunto al cual debemos prestar atención, un asunto que es una gran y dolorosa realidad que muchos musulmanes ignoran e incluso desconocen por completo, es que el Islām mediante el Libro de Allāh y la Sunnah del mensajero de Allāh ﷺ bajo la comprensión de los Salaf us-Sālih es el remedio para todas las enfermedades y patologías psicológicas que afligen a la nación o al pueblo que no ha saboreado la felicidad.

El Islām derivado del Corán, la Sunnah y el ejemplo de los Salaf us-Sālih es la poción curativa.

Pero hay un problema, que voy a citar ahora mismo, es que esta poción curativa se ha impregnado de algunas «sustancias» extrañas que, si no decimos que la han corrompido totalmente, diremos al menos que impiden que sea una cura definitiva. Estas [sustancias extrañas] son las innovaciones que se han infiltrado en el Islām entre actos de adoración, creencias, metodologías y comportamientos. A causa de estas sustancias extrañas que se han infiltrado en él, el Islām se ha invertido, entonces no vemos indicios [de felicidad] en las sociedades que adoptan como religión el Islām, pero no es por culpa del Islām, sino que la culpa es de aquellas innovaciones que se han infiltrado en el Islām.

Es por esta razón que nosotros siempre insistimos e insistiremos en decir que si deseamos la felicidad, no hay ningún camino hacia ella que no sea, como hemos mencionado anteriormente, el Islām. Pero no, si la expresión lo permite, un Islām elástico (es decir, un Islām manipulado y tergiversado), sino un Islām basado en el Corán, la Sunnah y la metodología de los Salaf us-Sālih. Esto, y nada más, es la fuente de la felicidad.

De todos modos, pienso que este tipo de preguntas suele ser estudiado en universidades que no están especializadas en el Islām o no le dan importancia, sino que dan importancia a la cultura general, ya sea el Islām, la filosofía, la laicidad, etc. Para los musulmanes no hay ninguna felicidad excepto si uno se aferra al Islām, pero quise añadir a esto que debe aferrarse al Islām con una comprensión correcta.

Autor: Muhammad Nasiruddin al-Albānī
Fuente: Silsilat al-Hudā wan-Nūr, nº 11
Traducido por: Ibrāhīm Bou

Lea también...

El matrimonio interracial en el Islām