Cuatro millones de habitantes de Birmania en Arabia Saudí han obtenido ahora una «iqama», convirtiendo en realidad muchos de sus sueños de tener una residencia de larga duración y una estabilidad en el Reino. El shaykh de la comunidad de Birmania en Makkah, Abu Alshama Abdul-Majid, dijo que un gran número de ciudadanos birmanos han estado viviendo en Arabia Saudí durante más de 70 años, que llegaron al Reino a causa de la injusticia y la tortura contra los musulmanes que sufren a manos del gobierno birmano y de varios grupos extremistas. El shaykh elogió el papel del gobierno de Arabia Saudí en la asistencia a la comunidad birmana apoyándoles al concederles la residencia en el Reino. También dijo que esta decisión de modificar su estatuto fue expedida por el príncipe Khalid Al-Faisal, que concedió de modo libre permisos de residencia a los miembros de la comunidad birmana, como también resolvió muchos problemas logísticos de algunos miembros de la comunidad, asimismo les facilitó la libertad de movimiento y de permanencia en el Reino. «Además, debido a esta nueva medida del gobierno, los estudiantes que estudian en escuelas dirigidas por organizaciones de caridad ahora tendrán la oportunidad de estudiar en las escuelas públicas desde la primaria a la secundaria», agregó el shaykh. Abdul-Majid dijo: «El sueño de retornar a Birmania ha desaparecido de los corazones de los miembros de la comunidad debido a la falta de sus pasaportes [birmanos], sobretodo porque las embajadas de Pakistán y Bangladesh se han negado a concederles pasaportes. El miedo a la persecución y a la tortura contra los musulmanes también hace que este sueño se vuelva imposible en este momento». Hasta el momento, 17.000 permisos de residencia ya han sido concedidos a los birmanos.
Burmese-iqama2
Fuente: arabnews.com