Algunas grandes señales de la Hora

Bismillaahi ar-Rahmaani ar-Rahim1. La aparición del Dajjāl

Lingüísticamente, Dajjāl viene del término Dajl, [que significa impostura y mentira]. Religiosamente, el Dajjāl es un hombre impostor que aparecerá en los tiempos finales pretendiendo ser un dios. Su aparición es confirmada por la Sunnah, así como por el Ijmā’ [consenso]. El Profeta [ﷺ] dijo:

«Di: Oh Allāh, busco refugio en Ti contra el castigo del Infierno, y busco refugio en Ti contra el tormento de la tumba, y busco refugio en Ti de la Fitnah del Masīh ad-Dajjāl, y busco refugio en Ti contra la Fitnah de la vida y de la muerte». [1]


El Profeta [ﷺ] suplicaba la protección contra el Dajjāl en sus rezos [2], y los musulmanes han creído en su aparición.

Su historia es que aparecerá en un camino entre Shām [Siria] e Irak y empezará a llamar a la gente para que lo adoren. La mayoría de quienes le seguirán serán los judíos, las mujeres y los beduinos. 70.000 judíos de Isfahán [la actual Irán] le seguirán, y él viajará por toda la Tierra como el viento que sopla y empuja la lluvia en todas direcciones, excepto Meca y Medina, porque se le impedirá que entre en ellas.

La duración de su estancia será de cuarenta días; un día durará como un año, otro como un mes, otro como una semana y el resto de los días serán como los días normales [es decir, 24 horas]. Él será ciego (será ciego de un ojo y tendrá un velo sobre el otro) y entre sus dos ojos estarán escritas las letras “Ka”, “Fa” y “Ra” [que significan kāfir, incrédulo], solo los creyentes podrán leerlo. Provocará grandes confusiones, hará que el cielo llueva y que la tierra produzca vegetación. Llevará consigo un paraíso y un infierno, sin embargo, ciertamente su paraíso será el Infierno y su infierno será el Paraíso. El Profeta [ﷺ] advirtió en su contra diciendo:

«Quien se entere de su llegada, que se aleje de él. Y quien le vea, que recite las primeras aleyas de la Surah al-Kahf». [3]


2. El descenso de ‘Īsā ibn Maryam

La vuelta de Jesús ha sido confirmada en el Corán, en la Sunnah y por el consenso de los musulmanes. Allāh dice:

{Y entre la gente del Libro no hay nadie que, antes de su muerte, no vaya a creer en él. Y el Día del Levantamiento él dará testimonio de ellos}

[Corán | 4:159]

Esta aleya hace referencia a la muerte de Jesús cuando vuelva otra vez, tal como fue interpretado por Abū Huraira. El Profeta [ﷺ] dijo:

«Juro por Allāh que ‘Īsā ibn Maryam descenderá y gobernará [a la humanidad] con justicia».


Este hadīth ha sido reconocido como auténtico por consenso [4].

Los musulmanes han acordado por unanimidad su descenso. Él descenderá en un minarete blanco en el este de Damasco, poniendo sus manos en las alas de dos ángeles. Todo incrédulo que sienta el perfume de su aliento morirá, y el perfume de su aliento alcanzará hasta donde la vista alcanza. [Jesús] buscará al Dajjāl hasta encontrarlo en la puerta de Ludd, donde lo matará. Quebrantará la cruz y suprimirá la Jizya [impuesto que pagan los incrédulos que viven en países musulmanes para que sus vidas y sus propiedades sean bien protegidas contra cualquiera que quiera transgredir en su contra]. Toda la adoración será exclusivamente para Allāh, el Señor del Universo. Él también realizará el Hajj y la ‘Umra. Todo esto ha sido confirmado en Sahīh Muslim e incluso en los dos Sahīh [Muslim y Bukhārī[5].

El imām Ahmad y Abū Dāwūd transmitieron que:

«‘Īsā permanecerá sobre la Tierra durante 40 años después de haber matado al Dajjāl, luego morirá y los musulmanes efectuarán el rezo fúnebre [Salāt al-Janāza] sobre él» [6].


Al-Bukhārī menciona en su Tarīkh que Jesús será enterrado al lado del Profeta [ﷺ] [7], y Allāh sabe más.

3. La aparición de Gog y Magog

Estos son dos nombres no-árabes, o tal vez sean términos árabes que provienen de Ma·j que significa “manifestación desenfrenada” o de Ajīj que significa “encender un fuego e incendiar”. [Gog y Magog] son dos pueblos de la descendencia de Ādam que ya existen, según las evidencias del Corán y de la Sunnah. Allāh dice en relación con la historia de Dhul-Qarnayn:

{Hasta que al alcanzar las barreras de las dos montañas encontró detrás de ellas a una gente que apenas comprendían una palabra. Dijeron: ¡Dhul Qarnayn! En verdad Ya·jūj y Ma·jūj [8] son corruptores en la tierra. ¿Quieres que te entreguemos un tributo para que hagas entre ellos y nosotros una muralla?}

[Corán | 18:93-94]

También, el Profeta [ﷺ] dijo:

«En el Día del Juicio, Allāh dirá: “Oh Ādam, ve y saca de tu descendencia a los que irán al Infierno”. Ādam dirá: “¿Quiénes irán al Infierno?”. Allāh responderá: “De cada mil, 999 irán al Infierno”. En ese instante los bebés encanecerán y las mujeres embarazadas dejarán eso que llevan [haciendo alusión a sus hijos], y veréis a la gente como si estuviera ebria, pero no estarán ebrios, sino que el castigo de Allāh será severo».


Estas palabras preocuparon mucho a los compañeros del Profeta [ﷺ], que preguntaron: «Oh mensajero de Allāh, ¿de nosotros quién será esa persona entre esos mil?».

Él [ﷺ] respondió:

«Anunciad la buena nueva, vosotros seréis esa persona y los demás serán Gog y Magog». [9]


Su aparición es una de las señales de la Hora, aún no ha ocurrido, sin embargo, algunos de sus primeros indicios ya ocurrieron en el tiempo del Profeta [ﷺ]. Ha sido confirmado en los dos Sahīh que el Profeta [ﷺ] dijo:

«Hoy un agujero ha sido abierto en la barrera de Gog y Magog así».


E indicó el tamaño de ese agujero juntando su dedo índice con el pulgar. [10]

Con esto queda demostrado que su aparición está confirmada por el Corán y la Sunnah. Allāh dice:

{Hasta que no se les abra [la barrera que los retiene] a Gog y Magog y aparezcan precipitándose desde cada lugar elevado}

[Corán | 21:96]

El Profeta [ﷺ] dijo:

«Ciertamente la Hora no será establecida hasta que veáis diez señales…», entonces él ﷺ mencionó: «El humo, el Dajjāl, la Bestia, el amanecer del Sol por el Oeste, el descenso de Jesús hijo de María, Gog y Magog, tres terremotos (en los que la tierra se abrirá y tragará lo que tenga encima): Uno en el Este, otro en el Oeste y otro en la Península Arábiga. Y la última a será un fuego que saldrá de Yemen y que conducirá a la gente al lugar de reunión [para el Día del Juicio]». [11]


Su historia se encuentra en el hadīth de Nawwās ibn Sam’an, donde el Profeta [ﷺ] dijo con respecto a ‘Īsā ibn Maryam, después de que el Dajjāl sea aniquilado:

«… Allah revelará a Isa: “Acabo de liberar a seres que nadie podrá combatirlos [refiriéndose a Gog y Magog]. Pon a Mis siervos en seguridad yendo al monte Tor]”. Seguidamente Allāh liberará a Gog y Magog, que se precipitarán de todas partes. Los primeros de ellos pasarán por el lago Tiberíades y beberán toda su agua, y luego, cuando el último de ellos pase por ahí, dirá: “Aquí hubo agua una vez”. Viajarán por todo el mundo hasta que se paren en la montaña de al-Khamar, que es el monte de Bayt al-Maqdis, y dirán: “Hemos exterminado a los habitantes de la Tierra, vayamos a matar a los habitantes de los Cielos”. Ahí empezarán a lanzar flechas al cielo, y Allāh hará que sus flechas vuelvan a ellos manchadas con sangre.
Entre tanto, ‘Īsā seguirá asediado junto a sus compañeros. En ese momento, la cabeza de un toro valdrá más para ellos que cien dinares de vuestra época [refiriéndose a la difícil situación en la que estarán]. ‘Īsā y sus compañeros suplicarán a Allāh el Altísimo que provoque en sus enemigos una plaga de insectos como las que azotan al ganado. Estos insectos se pegarán a sus cuellos y los devorarán, entonces [Gog y Magog] perecerán como si fueran un solo hombre. En ese momento ‘Īsā y sus compañeros bajarán [de la montaña] a la llanura y la encontrarán llena de su carroña, entonces suplicarán a Allah el Altísimo, y Él enviará unas aves gigantes que tienen el cuello como el de un camello de Jorasán, y estas aves se llevarán sus cadáveres allá donde Allāh quiera». [12]


4. La aparición de la Bestia [ad-Dabba]

Lingüísticamente, la palabra “ad-Dabba” se atribuye a toda criatura que se mueve sobre la tierra. Aquí se cita a una Bestia que Allan hará surgir cuando esté cerca la Hora. Su aparición está confirmada en el Corán y la Sunnah, Allāh dice:

{Cuando se haga realidad la palabra decretada contra ellos, haremos salir para ellos una bestia de la tierra que les hablará}

[Corán | 27:82]

Y el Profeta [ﷺ] dijo:

«Ciertamente la Hora no será establecida hasta que veáis diez señales…», entonces él [ﷺ] mencionó: «…La Bestia…». [13]


No hay nada mencionado en el Corán y la Sunnah auténtica sobre en qué lugar aparecerá esta bestia o sobre su descripción, esto ha sido mencionado solamente en algunos hadices de autenticidad discutida. Lo que es aparente en el Corán, es que esta Bestia advertirá a la gente de la proximidad del castigo y de la destrucción, y Allāh sabe más.

5. La salida del Sol por el Oeste

Que el Sol saldrá por el Oeste ha sido confirmado por el Corán y la Sunnah auténtica, Allāh dice:

{El día en que lleguen las señales de tu Señor, a ningún alma le servirá de nada creer, si no lo hizo antes o no alcanzó con su creencia ningún bien}

[Corán | 6:158]

El significado de esta aleya es la salida del Sol desde el Oeste, pues el Profeta [ﷺ] dijo:

«La Hora no vendrá hasta que salga el sol por el oeste. Cuando salga [por el oeste] y la gente vea eso, todos creerán, pero ese será el día…».


Entonces recitó la aleya anterior. [14]

Autor: Muhammad ibn Sālih al-‘Uthaymīn
Fuente: Sharh Lumu’at-ul-‘Itiqād
Traducción: Ibrāhīm Bou

Notas:

[1] Muslim, no. 590
[2] Bukhārī, no. 832, Muslim, no. 589 y no. 588
[3] Muslim, no. 2937
[4] Bukhārī, no. 2222 y no. 3448, Muslim, no. 155
[5] Muslim, no. 2937 y 1252
[6] Ahmad, no. 9259, Abū Dāwūd, no. 4324, Ibn Hibban 8/277, al-Hākim 2/595, Ibn Abī Shayba 15/158 e Ibn Jarīr 9/388
[7] Bukhārī en Tarīkh al-Kabīr 1/263, Tirmidhī en su recopilación no. 3617, Ajuri en ash-Sharī’ah pág. 381 transmitieron de ‘Uthmān ibn ad-Dahhāk, quien relató de Muhammad ibn Yūsuf ibn ‘Abdullāh ibn Salām que su padre le contó de su abuelo que dijo:

«En la Torá está la descripción de Muhammad ﷺ y de ‘Īsā, y él [Jesús] será enterrado con él [Muhammad ﷺ]».

Al-Bukhārī dijo: «Según mi opinión esto no es cierto y no debe ser tomado». Tirmidhī dijo: «Esto es una narración hasan [con cadena de transmisión aceptable] Gharīb [solo ha sido transmitida mediante una cadena de transmisión]». El hāfidh Ibn Hajar dijo en Fath al-Bārī 7/66: «Ha sido transmitido de ella [refiriéndose a ‘Ā·isha] en un hadīth que no ha sido confirmado que ella pidió permiso al Profeta ﷺ para ser enterrada a su lado, entonces él le dijo: “¿Cómo podrías hacerlo, si en ese lugar no hay más sitio que para mi tumba, para la de Abū Bakr, para la de ‘Umar y para la de ‘Īsā ibn Maryam?”. Y en una versión de Akhbar al-Madīna, desde una fuente débil, se transmitió de Ibn Sa’īd al-Musāyib que dijo: “En verdad las tres tumbas están en una sección de la casa de ‘Ā·isha, y ahí está el lugar de la tumba de ‘Īsā ibn Maryam”».

[8] Es decir, Gog y Magog.
[9] Bukhārī, no. 6530, Muslim, no. 222
[10] Bukhārī no. 7135, Muslim, no. 2880
[11] Muslim, 2901
[12] Bukhārī, no. 2937
[13] Bukhārī, no. 7135, Muslim, no. 2880
[14] Bukhārī, no. 157

Lea también...

Por qué se detesta a los cuentacuentos