[vc_row][vc_column][vc_column_text]Bismi-llāhi ar-Rahmāni ar-Rahīm

Un hombre fue a Muhammad Ibn Sīrīn (V) y le dijo:

«Vi a un hombre desnudo, de pie sobre un montón de basura, en su mano tenía un tambor en el cual golpeaba».


Ibn Sīrīn respondió:

«El hombre de ese sueño, en estos tiempos, solo puede ser al-Hasan al-Basrī».


Aquel hombre respondió:

«¡Al-Hasan! Juro por Allāh que es a él a quien vi en sueños».


Ibn Sīrīn dijo:

«En efecto, el montón de basura es esta vida mundanal. En cuanto a al-Hasan, él la puso bajo sus pies y la pisó. Su desnudez representa el total desapego a ella. Y el tambor que golpeaba se corresponde a las exhortaciones con las que impactaba los oídos de la gente».

[/vc_column_text][TS_VCSC_Info_Notice panel_layout=»notice» panel_type=»warning» icon_replace=»true» font_title_family=»Default:regular» font_content_family=»Default:regular» el_file1=»» el_file2=»»]

Fuente: Al-Bidāya wan-Nihāya, pág. 172 | Imām Ibn Kathīr
Traducido por: Ibrāhīm Bou

[/TS_VCSC_Info_Notice][/vc_column][/vc_row]