Probar el amor o el rechazo por Ahlus-Sunnah

Bismi-llāhi ar-Rahmāni ar-Rahīm

Imām Abū ‘Uthmān Ismā’īl as-Sābūnī (V | muerto en 449 H) dijo:

«Uno de los signos que distingue a Ahlus-Sunnah es su amor por los Imāms de la Sunnah, sus sabios, sus auxiliadores y sus aliados; y de la misma forma aquellos que aborrecen a los Imāms de la bid’ah, aquellos que invitan hacia [el camino] del Infierno».[1]


Cuando las innovaciones se generalizaron, y los adherentes a la Sunnah se redujeron en número, y Ahlul-Bid’ah clamaba encontrarse sobre la verdad, y ocultaban su desvío, Ahlus-Sunnah probaba a aquellos que les causaban dudas.

Sufyān ath-Thawrī (V | muerto en 161 H) dijo:

«Probad a la gente de Mawsil (Irāq) con Mu’āfā ibn ‘Imrān».[2]


‘Abdur-Rahmān ibn Mahdī (V) dijo:

«La gente de Basrah con Ibn ‘Awn, si ves a un hombre que le ama, entonces estate en paz con él. En cuanto a la gente de Kūfah, está Mālik ibn Mighwal y Zā’idah ibn Qudāmah, y si encuentras a un hombre que le ame, ten esperanzas de su bondad. Y entre la gente de Shām (Siria, Jordania, etc), está al-Awzā’ī (muerto en 157 H) y Abū Is-hāq al-Fazārī. Y en cuanto a la gente del Hijāz, está Mālik ibn Anas (muerto en 179 H)».[3]


Ahmad ibn ‘Abdullāh ibn Yūnus (V) dijo:

«Probad a la gente de Mawsil con Mu’āfah ibn ‘Imrān, y si ellos le aman entonces forman parte de Ahlus-Sunnah, y si lo odian, entonces son de Ahlul-Bid’ah, así como probad a la gente de Kūfah con Yahyā».[4]


Ibn Mahdī (V) dijo:

«Si ves a una persona de Basrah que ame a Hammād ibn Zaid, entonces es una persona de la Sunnah».[5]


Qutaibah ibn Sa’īd (V) dijo:

«Si ves a un hombre que ama a la Gente del Hadīth como: Yahyā ibn Sa’īd, ‘Abdur-Rahmān ibn Mahdī, Ahmad ibn Muhammad ibn Hanbal, Is-hāq ibn Rāhawaih, entonces está sobre la Sunnah. Y aquel que se oponga a ellos, que sepas que es un innovador (mubtadi’)».[6] [7]


Y en estos tiempos, decimos:

Si encuentras a una persona que ame a Ibn Bāz, al-Albānī, Ibn ‘Uthaymīn, los grandes sabios de esta era (X). Y del mismo modo, Sālih al-Fawzān, Ahmad an-Najmī (V), Muqbil bin Hādī (V), Zayd al-Madkhalī, ‘Ubayd al-Jābirī entre otros, entonces que sepas que es un hombre de la Sunnah, porque amarlos es un signo distinguido de Ahlus-Sunnah. Y albergar odio y enemistad hacia ellos es un signo distinguido de Ahlul-Bid’ah.[8]

Notas:

[1] ‘Aqīdatus-Salaf As-hāb al-Hadīth, 171

[2] Tahdhīb al-Kamāl, 28/153 | Siyar, 9/82 | At-Tahdhīb, 10/181

[3] Al-Lālikā’ī, 41 | Tarīkh Dimashq, 7/128

[4] Al-Lālikā’ī, 58

[5] Al-Jarh wat-Ta’dīl de Ibn Abī Hātim, 1/183 | Al-Lālikā’ī, 38

[6] Al-Lālikā’ī, 59 | Sharaf As-hāb al-Hadīth, 143

[7] Beneficios del libro: Lammud-Durr al-Manthūr min al-Qawlil-Ma’thūr de Jamāl al-Hārithī

[8] Ver Sharh ‘Aqīdat us-Salaf As-hāb al-Hadīth, pág. 347 de Shaykh Rabī’ de la licitud de tal comentario.

Recopilado por: Abū Khadījah ‘Abdul-Wāhid

Traducido por: Nūr ud-Dīn al-Isbānī

Lea también...

Refutación a Abū Hāmid al-Ghazālī