El viento

Bismi-llāhi ar-Rahmāni ar-Rahīm

  1. Es uno de los signos de Allāh

Allāh (D) dijo:

إِنَّ فِي خَلْقِ السَّمَاوَاتِ وَالأَرْضِ وَاخْتِلاَفِ اللَّيْلِ وَالنَّهَارِ وَالْفُلْكِ الَّتِي تَجْرِي فِي الْبَحْرِ بِمَا يَنفَعُ النَّاسَ وَمَا أَنزَلَ اللّهُ مِنَ السَّمَاء مِن مَّاء فَأَحْيَا بِهِ الأرْضَ بَعْدَ مَوْتِهَا وَبَثَّ فِيهَا مِن كُلِّ دَآبَّةٍ وَتَصْرِيفِ الرِّيَاحِ وَالسَّحَابِ الْمُسَخِّرِ بَيْنَ السَّمَاء وَالأَرْضِ لآيَاتٍ لِّقَوْمٍ يَعْقِلُونَ

{Ciertamente en la creación de los cielos y de la tierra, en la sucesión de la noche y el día, en la nave que navega en el mar y de la que los hombres se benefician, en el agua que Allāh hace descender del cielo con la que vivifica la tierra después de haber estado muerta, en cómo se han diseminado por ella toda clase de criaturas y en el cambio de dirección de los vientos y de las nubes sometidas entre el cielo y la tierra, hay signos para una gente que entienda}

[Corán | 2:164]

Imām as-Sa’dī dijo con respecto al discurso de Allāh:

{y en el cambio de dirección de los vientos}

«El viento puede ser frío o caliente, del Sur, del Norte, de Levante, del Oeste, y con ellos a veces desplazan las nubes, unas veces se combinan y otras fertilizan [condensan el agua en las nubes (Sūrah Hijr: 22)], y a veces, el viento gira sobre sí mismo dispersando y cesando en su daño, otras veces es misericordia y otras es enviado con el castigo». [1]


  1. El viento no se debe maldecir.

De Abū Hurairah que el Profeta (H) dijo:

«الرِّيحُ مِنْ رُوحِ اللَّهِ تَأْتِي بِالرَّحْمَةِ، وَتَأْتِي بِالْعَذَابِ، فَلَا تَسُبُّوهَا، سَلُوا اللَّهَ خَيْرَهَا، وَاسْتَعِيذُوا بِاللَّهِ مِنْ شَرِّهَا»

«El viento procede de la Misericordia de Allāh para Sus siervos, a veces llega con misericordia y otras veces con el castigo. Si lo percibís, no lo maldigáis, pedidle a Allāh su bien y buscad refugio en Allāh de su mal». [2]


De ‘Ubay ibn Ka’b (I) dijo que el Mensajero de Allāh (H) dijo:

لَا تَسُبُّوا الرِّيحَ فَإِذَا رَأَيْتُمْ مَا تَكْرَهُونَ فَقُولُوا: اللَّهُمَّ إنَّا نَسْأَلُكَ مِنْ خَيْرِ هَذِهِ الرِّيحِ وَخَيْرِ مَا فِيهَا وَخَيْرِ مَا أُمِرَتْ بِهِ، وَنَعُوذُ بِك مِنْ شَرِّ هَذِهِ الرِّيحِ وَشَرِّ مَا فِيهَا وَشَرِّ مَا أُمِرَتْ بِهِ

«No maldigáis el viento, si veis algo que os desagrada del viento, entonces decid: “Oh Allāh, ciertamente Te pedimos lo bueno de este viento, el bien que contiene y el bien con el que lo ordenaste. Buscamos refugio en Ti del mal de este viento, del mal que contiene y del mal con el que lo has ordenado”». [3]


De Ibn ‘Abbās (I) que un hombre maldijo el viento delante del Profeta (H) y el Profeta (H) dijo:

«لاَ تَلْعَنِ الرِّيحَ فَإِنَّهَا مَأْمُورَةٌ، وَإِنَّهُ مَنْ لَعَنَ شَيْئًا لَيْسَ لَهُ بِأَهْلٍ رَجَعَتِ اللَّعْنَةُ عَلَيْهِ»

«No maldigas al viento porque en verdad, es ordenado y si alguien maldice algo que no merece ser maldecido, su maldición se vuelve contra él». [4]


Imām ash-Shafi’ī (V) dijo:

«لا ينبغي شتم الريح فإنها خلق مطيع لله وجند من جنوده يجعلها الله رحمة إذا شاء ونقمة إذا شاء»

«No es adecuado maldecir al viento porque es una creación que obedece a Allāh y es uno de Sus soldados. Allāh lo envía como misericordia si Él quiere y como castigo si Él quiere». [5]


Shaykh Ibn ‘Uthaymīn (V) dijo:

«La negación de maldecir al viento es una prohibición. Esto se debe a que maldecir al viento es maldecir a Aquel que lo creó y lo envió. La lluvia que cae no se atribuye a los vientos ni al clima ni a la atmósfera, sino que el control del viento es debido a Allāh». [6]


  1. Qué decir si se produce un viento tormentoso

De ‘Ā·ishah (J) que el Profeta (H) solía decir si se producía un viento tormentoso:

«اللَّهُمَّ إِني أَسْأَلُكَ خَيْرَهَا ، وَخَيْرِ مَا فِيهَا ، وخَيْر ما أُرسِلَتْ بِهِ ، وَأَعُوذُ بك مِنْ شَرِّهِا ، وَشَرِّ مافيها ، وَشَرِّ ما أُرسِلَت بِهِ»

«Oh Allāh, en verdad, Te pedimos el bien de este viento, el bien que contiene y el bien con el que lo enviaste. Buscamos refugio en Ti de su mal, del mal que contiene y del mal con el que lo has enviado». [7]


De Salmah ibn al-Akwā’ que cuando el viento era intenso y violento, el Mensajero decía:

«اللَّهُمَّ لَقَحًا لَا عَقِيمًا»

«Oh Allāh, haz que este viento traiga nubes con lluvia y no la sequía». [8]


De ‘Uqbah ibn Āmir (I) que dijo:

«Estaba viajando con el Mensajero de Allāh (H) entre al-Jūhfah y al-Abwa [9] cuando de repente nos cubrió un viento y una oscuridad extrema. El Mensajero de Allāh (H) empezó a buscar refugio de este recitando:

قُلْ أَعُوذُ بِرَبِّ الْفَلَقِ

{Di: Me refugio en el Señor del rayar del alba}


[Sūrah al-Falaq] y también:

قُلْ أَعُوذُ بِرَبِّ النَّاسِ

{Di: Me refugio en el Señor de los hombres}

[Sūrah an-Nās], y dijo:

«Oh ‘Uqbah, busca refugio con esas dos Sūrah, porque nadie buscar refugio con algo que con esas dos Sūrah».


‘Uqbah dijo:

«Le escuché liderar la oración recitando esas dos Sūrah». [10]

Notas:

[1] De Tafsīr as-Sa’dī, 1/78.
[2] Relatado en Silsilah Sahīhah, 2756 y Kalimah Tayyibah, pág. 135.
[3] Relatado por Tirmidhī que mencionó que es sahīh hasan y al-Albānī lo autentificó en Silsilah Sahīhah, no. 2756.
[4] Relatado por Tirmidhī y autentificado por al-Albānī en Silsilah Sahīhah, no. 528.
[5] Majmū’ Sharh al-Muhdab, 5/92.
[6] Majmū’ al-Fatāwā wa Rasā·il de Ibn al-‘Uthaymīn, 10/276.
[7] Recopilado por Muslim.
[8] Recopilado por al-Bukhārī en al-Adab al-Mufrad, at-Tabaranī, Ibn as-Sunnī, al-Hākim y al-Albānī lo declaró hasan en Sahīhah, no. 2058.
[9] Nota del traductor: dos lugares al oeste de Arabia Saudí.
[10] Recopilado por Abū Dāwūd y declarado sahīh lighayrihi por al-Albānī en Sahīh Targhīb, no. 1485.

Traducido por: Nūr ud-Dīn al-Isbānī

Lea también...

Visitar las moradas de los pueblos destruidos